1° de mayo en AFCURT

Prensa y Propaganda

El 1° de mayo no es un día cualquiera para la clase obrera, históricamente es el día de la solidaridad internacional de los trabajadores. Los Mártires de Chicago fueron ahorcados un 11 de noviembre de 1887 tras un juicio fraguado, ante esta anomalía los historiadores arguyen que no se fijó un día luctuoso sino un día de combate, pues el 1º de Mayo de 1886 se inició la huelga en EE.UU. por las ocho horas a partir de la cual fueron enjuiciados y ejecutados los Mártires.

 

Desde AFCURT defendemos que es necesario insistir en que la memoria histórica no debe ser olvidada. Por tanto, los orígenes de los hechos históricos que han dado lugar al 1º de mayo, no deben ser olvidados, si no que deben difundirse entre las presentes y futuras generaciones de trabajadores. Haríamos un buen favor al capital, si permitiéramos que el primero de mayo se convirtiera en un festivo cualquiera, y que se hurtara todo su carácter histórico de lucha. AFCURT se manifiesta contra la política económica y social del gobierno que continúa el sometimiento de los gobiernos anteriores a los dictados de quienes organizan el reparto del mundo en beneficio de una minoría de parásitos, entregando así sumas faraonicas.
Contra el conjunto de las patronales que pretenden embolsarse todo el continuo crecimiento de la actividad económica que es producto de nuestro trabajo. Por aumentos sustanciales de salarios, jubilaciones y pensiones.
Por la eliminación de los impuestos a los trabajadores activos y jubilados y la eliminación del IVA a los productos de la canasta básica. Más impuestos al capital. Por una rendición de cuentas que contemple los reclamos de las Organizaciones Sindicales de los trabajadores públicos.
Por el 6% del PBI y autonomía y cogobierno para toda la Educación Pública. Por el cese de las políticas privatizadoras y la remunicipalización de todos los servicios y áreas privatizadas.
Los proyectos son siniestros, entre UPM2, las futuras pasteras, el puerto chino, la ley de riego y la bancarizacion obligatoria, no quedará un pedacito de Uruguay que nos pertenezca.
Las casi 400 mil firmas no fueron suficientes para lograr la convocatoria a un referéndum sobre la privatizadora ley de riego.
Para que el puerto chino se instalara era necesario que el gobierno uruguayo cambiara el plan de ordenamiento territorial, pasando de ser patrimonio natural de Uruguay a un puerto y zona franca chinos. Según la constitución de Uruguay, la construcción de un nuevo puerto requiere la aprobación de dos tercios del parlamento, pero ¿por qué no una pequeña sucia maniobra? si están acostumbrados a eso. Desde el gobierno ya han firmado el decreto por el que se amplía la zona de influencia del puerto de Montevideo hacia Punta Yeguas. Lo que significa en claras palabras que encontraron una forma para evadir las normativas y para eso el puerto chino será una “extensión” del puerto de Montevideo.
El gobierno se “salteó” esa instancia mediante el artificio de decir que la construcción de un nuevo puerto es parte de otro ya existente a 10 kilómetros!!!!!! Y no será, como dijeron en un momento, un inocente dique para algunos barquitos sino un búnker de pesqueros ilegales, una megabase logística que contará con dos muelles de 800 metros, un astillero de reparación, una factoría de transformación de pescado, otra de harina, una más de hielo, un deposito de combustible de 20.000 toneladas, un campo de estiba para contenedores, edificio de oficinas y habitaciones para los chinos pesqueros. De esta manera Uruguay brinda al capital chino la capacidad de instalarse definitivamente en el Cono Sur. ¿En que están pensando? Seguro no en nosotros. Capitales extranjeros controlarán el agua, la tierra, el dinero, el mar, la pesca, las vías, las carreteras, las leyes en general y las laborales en particular, la enseñanza, los impuestos, nuestra salud, nuestra producción y nuestra cultura. La lista es casi infinita. Pero hay una palabra que lo resume todo: LUCHA. Eso es lo primero que deben sacarnos para llevarse lo demás, si la preservamos tenemos la posibilidad de defenderlo todo.
Los trabajadores y sectores populares pueden confiar en sus propias fuerzas para imponer sus reivindicaciones a través de la movilización y la autoorganización. Los trabajadores deben transformarse en movimientos masivos que puedan derrotar todas estás monstruosidades!!!!!!!! .
Compañeros, sospecho que les ocurre lo mismo que a mí al sentir algo especial cada 1º de mayo. Acaso, el contemplar la ciudad como dormida nos lleve a pensar que los trabajadores movemos el mundo, acaso también, sin que seamos conscientes, y a pesar del uno por ciento de avaros que nos ha arrebatado el noventa por ciento de todo, de alguna manera sepamos que ese día somos parte de un movimiento cósmico, como si una celebración realizada por miles de años, por millones de personas quedara guardada en nuestra memoria genética, una instancia para invocar las fuerzas creadoras de este día tan significativo, que marcaría un antes y después en la vida de los trabajadores. Por tanto, hoy como ayer, sigue siendo imperiosamente necesario organizarse y luchar, sin perder la perspectiva de emancipación y transformación, tenemos la necesidad imperiosa de unificar y organizar las luchas de los trabajadores y el pueblo.

Nota de los compañeres

Brenda Vietro y Eduardo Pose