AFFUR reclamó en el CDC !!!

AFFUR reclamó en el CDC instancia de negociación real y defender el ICF

 

AFFUR reafirmó en el primer Consejo Directivo Central (CDC) del año, que tuvo lugar el 20 de febrero, su posición de defensa del Instituto de Capacitación y Formación (ICF) y de preocupación ante la propuesta que está elaborando la institución universitaria de reestructura de dicho Instituto. Nuestra Federación considera que la Universidad está violentando la negociación colectiva al hacer propuestas sobre un tema que forma parte de la agenda de los ámbitos de la negociación. Nuestra Federación sostiene que tanto en el ICF como en el ProCes, la Universidad no puede innovar sin negociar previamente.

Previo al CDC del 20 de febrero, el rector Roberto Markarian convocó a una instancia de negociación bipartita con la presencia del Prorector de Gestión, Gustavo Giachetto, cuando él mismo está al tanto de la posición de AFFUR con respecto a que la negociación tiene que ser “de buena fe”, y que nuestra delegación no participaría a una bipartita estando Giachetto presente.

Previo al inicio del CDC del 20 de febrero, los representantes del Ejecutivo de AFFUR entregaron a cada uno de los consejeros presentes una carta en la que argumentaba los motivos por los cuales no se concurrió a dicha bipartita y de la intencionalidad del rector Markarian de imponer un proyecto de reestructura para el ICF, sin tener en cuenta la opinión de los trabajadores.

En este primer CDC del año, Markarian informó a los consejeros que desde hace unos meses, una comisión está trabajando para hacer una propuesta de cambios en el ICF que será informada “en días” y puesta a consideración de este Consejo a la brevedad. También mencionó que se citó a instancias de negociación bipartita pero que AFFUR no había concurrido.

Ante este planteo, el secretario general de AFFUR, Alcides Garbarini, solicitó el uso de la palabra para referirse al tema de la propuesta de reestructura del ICF y de la voluntad de la Federación de “negociar de buena fe”.

Inició su intervención sosteniendo que AFFUR mantiene su posición respecto a la defensa del IFC y a la negociación colectiva. Explicó que tanto AFFUR como UTHC (Unión de Trabajadores del Hospital de Clínicas) no concurren a las instancias de negociación cuando el “interlocutor (de la Universidad) es una persona que ejerce persecución sindical”. Garbarini agregó que por esta situación “no se están dando las condiciones para una negociación real”.

Señaló que la falta de negociación colectiva es una dificultad para poder conocer, opinar y proponer sobre la propuesta del equipo institucional que trabaja en una reestructura del ICF.

Lo que AFFUR recalcó en el CDC es que nuestra Federación reclama un espacio real para poder negociar y discutir estos temas. “Si de antemano se sabía que los sindicatos no iban a participar de la instancia de negociación colectiva, por la presencia de Giachetto, y que el tema del ICF estaba en el orden del día del CDC, a nosotros (AFFUR) nos pone en estado de alerta”, alertó Garbarini.

Advirtió de la inconveniencia de generar un conflicto si el mismo se puede evitar convocando a una instancia de negociación real para tratar un tema en concreto como el ICF.

Expresó la preocupación por la intencionalidad de la Universidad de achicamiento y recorte de baja de grado de los fines y constitución del Instituto de Capacitación y Formación. “La carencia de estos planteos de formación, es que no específica para los funcionarios de la Udelar·, explicó. Agregó que si se aprueba el planteo que impulsa el Prorrectorado de Gestión para el ICF, este Instituto dejará de formar y capacitar “para el trabajo diario” de los trabajadores de la Udelar.

Alertó de lo perjudicial de los cambios propuestos para el ICF como la eliminación de la figura de Director por uno de coordinación y que la Comisión del Instituto tenga la función de asesora.  Dijo que AFFUR considera positiva la instauración de una bedelía en el ICF y negativo que se quieran cambiar cursos y docentes específicos por genéricos de las facultades.

Recalcó el pedido de una instancia de negociación real para poder defender el derecho de capacitación de los trabajadores de la Udelar.