Comisión Tripartita para la Igualdad de Oportunidades y Trato en el Empleo

Matilde Ledesma
Informe de la Secretaría de DDHH y Género sobre la Comisión Tripartita para la Igualdad de Oportunidades y Trato en el Empleo (CTIOTE).

El día 30 de marzo fuimos convocados por el MTSS a la presentación de los datos por parte de la Comisión Tripartita para la Igualdad de Oportunidades y Trato en el Empleo (CTIOTE), concurrimos por la Universidad de la República, Daniel Olivera (Secretario General) y Matilde Ledesma (Secretaría de DDHH y Género), conjuntamente con la delegación del Sector Público.

La CTIOTE está integrada por:

  • El sector gubernamental a través del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, quien ejerce la coordinación y el Instituto Nacional de las Mujeres-Ministerio de Desarrollo Social.
  • El sector sindical a través del PIT-CNT.
  • El sector empresarial a través de las Cámaras Empresariales (Cámara de Comercio y Cámara de Industrias)

Los cometidos de la Comisión son:

  • Actuar como asesora del MTSS en cuestiones de género.
  • Contribuir al equilibrio del mercado de trabajo mediante estrategias que respondan al propósito de generar igualdad en el empleo.
  • Promover desde el sector gubernamental, y conjuntamente con los actores sociales, una política activa de igualdad de oportunidades en el empleo.
  • Incidir en la implementación de acciones que permitan incorporar una visión de género en los programas sustantivos del MTSS.
  • Impulsar y apoyar iniciativas que en materia de igualdad de oportunidades decidan adoptar los sectores sociales involucrados.
  • Generar instancias de coordinación que fortalezcan las iniciativas existentes de sectores gubernamentales y no gubernamentales en materia de igualdad.
  • Implementar estrategias de difusión promoviendo la igualdad de oportunidades y de información sobre legislación laboral.

El objetivo de dicha reunión fue la de abordar la inclusión de cláusulas de género en la negociación colectiva. En tal sentido informaron sobre los avances logrados en los últimos años, así como las dificultades a las que se enfrenta la comisión. La Contadora María Luisa Brovia, de la Unidad Estadística del MTSS, presentó algunos datos sobre la evolución del empleo. Por ejemplo algunos de los datos analizados fueron los siguientes, la brecha de las tasas de desempleo entre mujeres y hombres, donde se pasó del 6% en el 2006 al 2% en el 2015. Con respecto a la brecha salarial entre mujeres y hombres, según datos del BPS, en el sector público las mujeres ganan el 80% del salario de los hombres, mientras que en el sector privado ganan un 70% del salario de los hombres.

 

ctiote1

Antes en el sector público la brecha salarial rondaba un 26% y actualmente tenemos una brecha salarial del 20%. Mientras que en el sector privado la brecha salarial siempre ronda el 30%.

Con respecto a la negociación colectiva desde la CTIOTE se promueven cláusulas con perspectiva de género, lo que implica que además de las cláusulas que refieren al trabajo de las mujeres también se incluyen los acuerdos con cláusulas vinculadas con las responsabilidades familiares. Por lo que a la hora de relevar los acuerdos con perspectiva de género se incluyeron este tipo de cláusulas porque responden a intereses de ambos sexos pero en la mayoría de los casos son responsabilidades asumidas por las mujeres.

En el año 2005 había 7 grupos y 21 subgrupos que incluían estas cláusulas; mientras que en 2012, la cifra asciende a 23 en el caso de los grupos y a 163 en los subgrupos.

Por otra parte; a partir del compromiso asumido por el MTSS en el año 2008 de incluir y promover las cláusulas de igualdad de género como pauta de negociación, se incorpora una cláusula genérica acordada de forma tripartita que permite pasar del 15% de los convenios firmados con cláusula de género en 2005, al 71% en 2012.

Cláusula Consensuada que fuera remitida por el MTSS, al Consejo Superior Tripartito a los efectos de ser incluido en todos los convenios colectivos:

1-“Las partes asumiendo el compromiso propuesto por la CTIOTE acuerdan promover dentro del ámbito de la negociación colectiva el cumplimiento de la Ley 16.045, Convenios Internacionales de

Trabajo 103, 100, 111 y 156 ratificados por nuestro país y la Declaración Socio Laboral del MERCOSUR. Reafirman el respeto por el principio de igualdad de oportunidades, trato y equidad en el trabajo, sin distinción o exclusión por motivos de sexo, raza-etnia, orientación sexual, credo u otras formas de discriminación de conformidad con las disposiciones legales vigentes”.

2-Implementación: Se proponen las siguientes condiciones básicas atendiendo a las particularidades de cada rama de actividad:

  • Igual remuneración para el trabajo de igual valor;
  • igualdad de oportunidades de acceso a puestos de trabajo más calificados, e igualdad de oportunidades de capacitación;
  • eliminación de elementos discriminatorios en los procesos de selección y promoción;
  • Garantía y protección a la maternidad, y otros dispositivos que promuevan un mayor equilibrio en el ejercicio de la maternidad y paternidad;
  • la prevención y sanción del acoso moral y sexual.

3- Se resuelve sugerir al MTSS la implementación de las siguientes acciones:

  • capacitación a los delegados/as en las mesas de negociación de consejos de salario de grupos de actividad;
  • seguimiento y evaluación de los avances en relación al estado de la negociación colectiva en materia de igualdad.”

ctiote2

Sobre el acoso sexual se informó brevemente con respecto a la ley 18.561 “Normas para la prevención y sanción del acoso sexual en el ámbito laboral y en las relaciones docentes-alumnos”, se expuso por parte de la representante del PIT-CNT a que refiere esta ley se expuso una cláusula a proponer en las negociaciones. Dicha ley define el acoso sexual de la siguiente manera:

“Artículo 2º. (Concepto de acoso sexual).- Se entiende por acoso sexual todo comportamiento de naturaleza sexual, realizado por persona de igual o distinto sexo, no deseado por la persona a la que va dirigido y cuyo rechazo le produzca o amenace con producirle un perjuicio en su situación laboral o en su relación docente, o que cree un ambiente de trabajo intimidatorio, hostil o humillante para quien lo recibe”. A su vez dice cuales serían algunas manifestaciones de acoso sexual, establece las responsabilidades del Estado, del empleador, del trabajador y los ámbitos de denuncia (Empresa u organismo del Estado o Inspección Gral. del Trabajo).

Finalmente presentaron las siguientes conclusiones:

ctiote3

En principio nos parece importante aclarar que la mayoría de los datos presentados desde dicha comisión si bien son interesantes porque nos permiten conocer la situación de las trabajadoras del sector privado, no reflejan la realidad de lo que ocurre en el sector público, donde muchas veces se da como un hecho que entre los trabajadores y trabajadoras del Estado no hay diferencias del tipo salarial. La brecha salarial en el sector público existe, y fue el único aspecto que se trató en dicho informe de forma muy breve. Sobre ese punto la representante de Instituto Nacional de las Mujeres (Libia Ferone), aclaró que en el caso de los públicos la brecha salarial se da por medio de lo que son las compensaciones salariales o la imposibilidad de acceder a cargos jerárquicos con igualdad de condiciones. Pero más allá de los datos sobre la brecha salarial, lo que se muestra con respecto a la el resto de la información, está basada en las trabajadoras del sector privado. Otro detalle que nos parece importante y sobre el que se hizo énfasis por parte de la CTIOTE fue la necesidad de que las mujeres participen activamente en las negociaciones colectivas, ya que en la mayoría de los caso la participación de las mujeres en las instancias de negociación es prácticamente nula. Incluso en los sindicatos dónde son mayoría , siguen siendo representadas por los hombres. Este reclamo no es un simple capricho ya que muchas de las cláusulas que se incluyen en las negociaciones surgen de los reclamos de las mujeres y la Comisión Tripartita a tomado muchos de esos reclamos para realizar las cláusulas de género. En el caso de nuestro sindicato de 6 representantes que fueron designados para ir a la negociación colectiva, sólo participa 1 mujer. En la Mesa Ejecutiva del AFFUR, fuimos electas 7 mujeres (6 titulares y 1 suplente) y 6 hombres (5 titulares y 1 suplente). De los 6 representantes que concurren a la Bipartita de Negociación Colectiva con la UdelaR, 4 van por la Mesa Ejecutiva y 2 por el Plenario. De esos 4 que van por la ME va 1 sola mujer y del plenario todavía está por resolverse quienes van, pero no fue propuesta ninguna mujer para concurrir a la negociación colectiva.

Mesa Ejecutiva (13 integrantes)

Mujeres
Hombres
6 (titulares) 5 (titulares)
1 (suplente) 1 (suplente)

 

Bipartita de Negociación Colectiva (Por la Mesa Ejecutiva)

Mujeres
Hombres
1 (titular) 3 (titulares)
1 (suplente)

Esto se planteó en la Mesa Ejecutiva, se discutió con el apoyo de algunos compañeros y la discrepancia de algunas compañeras, pero digamos que perdimos la discusión. Desde la Secretaría de DDHH y Género seguiremos insistiendo en la necesidad de que no se impida la participación de las mujeres en los ámbitos de decisión ya que desde nuestra perspectiva tenemos muchas cosas para aportar y creemos que no es casualidad que esto ocurra en la mayoría de las instancias de Negociación Colectiva en todo el país. Simplemente forma parte de lo que está naturalizado por la mayoría de los trabajadores y trabajadoras, es una de tantas expresiones del patriarcado que nos atraviesa a cada una y cada uno de los que formamos parte de este sindicato, que por supuesto no está aislado del mundo en el que nos ha tocado vivir, pero que sin duda queremos cambiar. Seguiremos luchando para hacer de nuestro sindicato un espacio más igualitario, equitativo y democrático.

 

Matilde Ledesma
Secretaria de DDHH y Género