Comunicado de la Comisión Electoral sobre el desarrollo de las elecciones

Prensa y Propaganda

Desde la Comisión Electoral queremos informar a todos los compañeros de la Federación sobre el desarrollo de las elecciones.


Se organizó la instalación de 34 Mesas Receptoras de Votos en todo el país, 23 en Montevideo y 11 en el Interior (2 para Salto, 2 para Paysandú, 2 para Cerro Largo, 1 en Maldonado, 1 en Rocha, 1 en Tacuarembó, 1 en Rivera y 1 en Canelones). Por primera vez la Casa de la Universidad de Cerro Largo tuvo una urna. El número de urnas móviles se redujo a 1 que fue en Enfermería en Montevideo y se trasladó en coordinación entre el Centro de Base y la Comisión Electoral. De las 34 Mesas Receptoras, 26 se instalaron en su centro a excepción de Artes, Ciencias, Derecho, FIC, Odontología, Psicología, Regional Norte (Salto) y Veterinaria.

En cuanto al material electoral, se elaboró material propio (cuadernetas con actas, instructivos, planillas, etc), se hicieron planchas con el emblema de AFFUR en colores para evitar fotocopias, y se recurrió a material de la Corte Electoral (sobres de votación con tirillas, sobres de votos observados y precintos numerados) a fin de dar las mayores garantías de seguridad en el acto eleccionario y veracidad en los números de votación y llevando a cero las posibilidades de fraude gracias también a la colaboración y el trabajo de los compañeros que integraron las Mesas Receptoras de Votos.

La jornada se desarrolló con normalidad en todas las mesas de votación excepto en Artes, Derecho y Psicología; sin embargo una vez sorteadas todas las dificultades surgidas en esas mesas, la jornada se desarrolló con normalidad. Luego el escrutinio primario de desarrolló en dos etapas. Primero se escrutaron por parte de la Comisión Electoral las Mesas de Artes, Derecho, Psicología y Odontología en acto filmado (a disposición de los centros implicados) y con presencia de una veedora de Oficinas Centrales. Realizado este escrutinio se continuó con el escrutinio que normalmente realiza la Comisión Electoral que consiste en la recopilación de las distintas actas de escrutinio de Montevideo y de los registros fotográficos de las actas del Interior (cotejadas luego en el escrutinio definitivo).

Un capítulo aparte merecen las urnas especiales instaladas fuera de los centros que decidieron no instalar mesas receptoras de votos.

Se instalaron mesas especiales para que los afiliados de Artes, Ciencias, Derecho, FIC, Odontología, Psicología y Veterinaria  pudieran votar, tomando como criterio que estas fueran lo más cercanas posibles a los centros para que los afiliados no tengan que recorrer excesiva distancia. En consecuencia, se previó instalar las mesas de Artes y Derecho en el Hall de la Universidad, cuestión que fue autorizada pero denegada 24 horas más tarde, la mesa de Ciencias se instaló en el gimnasio nuevo del ISEF, la de la FIC en Ingeniería, la de Odontología en el Hospital de Clínicas, la de Psicología en Humanidades y la de Veterinaria en el local de José Leguizamón. Todas esas mesas fueron integradas por compañeros de centros que prestaron su colaboración a excepción de las Mesas de Derecho y Artes que fueron atendidas por compañeras de Agronomía y la Comisión Electoral.

Todas las mesas excepto las de Artes y Derecho funcionaron con normalidad en los lugares y los horarios previstos. En cuanto a las mencionadas, se procuró su instalación en la explanada de la Universidad, hecho que no se consumó por la acción de integrantes de las Directivas de Artes, Derecho, Oficinas Centrales y Psicología que abordaron en grupo a los responsables de instalar las mesas llegando incluso a la acción hostil mediante violencia verbal. Las urnas no llegaron siquiera a ser bajadas de los vehículos que las transportaban, pues por el tono violento de dichos afiliados que estaban decididos a que no se instalen las urnas, razonablemente se entendió que no había condiciones para instalar una mesa de votación allí. Posteriormente, se pudieron instalar en Humanidades y, al enterarse algunos de estos afiliados se apersonaron allí y particularmente uno de ellos (que está plenamente identificado) intentó sustraer la urna de Derecho por la fuerza, cosa que los responsables de que esas mesas funcionaran lograron evitar. Respecto a la mesa de Psicología, integrantes de dicho centro fueron a la Facultad de Humanidades donde estaba instalada a impedir que se llevara la votación.

Salto no instaló la urna que le fuera enviada el día lunes.

Rechazamos por falsas, tendenciosas, malintencionadas e infundadas todas y cada una de las acusaciones que circulan en las redes sociales lanzadas desde algunos dirigentes de Centros de Base, TODAS las mesas y como lo demuestran las actas fueron integradas por compañeros de AFFUR de centros diversos. La calumnia fue tal que en la debida oportunidad NINGUNO de los interesados presentó impugnación alguna como lo establece el reglamento de elecciones aprobado por el X Congreso, quedando claro que el objetivo de estos dichos era enchastrar las elecciones y difamar a la Comisión Electoral.

Esta Comisión Electoral hizo todo lo que pudo para garantizar el derecho al voto de TODOS los compañeros porque es un derecho FUNDAMENTAL de cada afiliado que no se puede renunciar por anticipado, ni individualmente ni por resolución colectiva y queda librado al afiliado la voluntad de votar o no votar llegado el momento de las elecciones. Y principalmente es un DEBER de cada Centro garantizar la más amplia democracia sindical como lo marca el Estatuto.

La realización de las elecciones sin el trabajo de muchas compañeras y compañeros que desde la organización, la logística, la movilidad (gracias a Carlos Martiní y Walter Viana), la comunicación, la propaganda (tanto desde la Comisión de Propaganda a nivel central como de los propios Centros de Base) y el trabajo en las Mesas Receptoras de votos no hubiese sido posible. Contamos con el trabajo de más de 100 compañer@s en este proceso electoral que dieron todo su esfuerzo para asegurar el desarrollo normal de las elecciones que es en definitiva una instancia más para cuidar y fortalecer a nuestra Federación que es sin dudas la HERRAMIENTA de todos los trabajadores de la Universidad.