¿Qué está pasando con los cursos de Capacitación?

Manuel Menéndez

En el mes de junio de 2014 se aprueba la creación del Instituto de Capacitación y Formación de la UdelaR, lo cual implica otorgarle un mayor rango jerárquico a la ex Unidad de Capacitación. Transformar a la “Unidad de Capacitación” en un “Instituto” es un paso muy importante porque la nueva investidura institucional le permite otorgar títulos con mayor reconocimiento y le da más libertad, por ejemplo, para acordar nuevos convenios para la formación. En resumen: la creación del instituto jerarquiza, al menos en el plano formal institucional, la capacitación y formación de los y las trabajadores/as no docentes. Lograr la aprobación del instituto fue un logro, largamente buscado, por los sindicatos de AFFUR y UTHC.

Sin embargo este proceso no estuvo exento, ni lo está, de problemas y complicaciones. Como todo en la vida de los trabajadores/as, nada no es fácil y tenemos que conquistarlo con lucha y esfuerzo, y la creación del Instituto no es la excepción a la regla.

Al gran logro que significó la creación del Instituto, al cual tanto AFFUR como UTHC tenemos el compromiso de defender, le siguió una arremetida de cuestionamientos contra las políticas de capacitación que se venían llevando adelante.  Dos grandes políticas que se cuestionaron fueron el rol de los coordinadores de capacitación y también el de los orientadores de capacitación.

Recordemos que los “coordinadores de capacitación” son los compañeros que en cada servicio o facultad se dedican a difundir los cursos de capacitación. Son compañeros/as que en forma honoraria realizan esta función, y que muchos de ellos han realizado actividades de formación y han participado en muchas actividades de la ex Unidad de Capacitación y actual Instituto. Si bien esta tarea siempre puede mejorarse, y sobre todo pensar como implementarla en los lugares donde, por diversos motivos, no hay actualmente coordinadores de capacitación, desde AFFUR creemos que el rol que han jugado los coordinadores ha sido importante y no puede desaparecer, si bien, por supuesto, siempre se puede mejorar el sistema, y para ello hay que tener en cuenta las propuestas que han sido elaboradas por los propios compañeros/as coordinadores de capacitación que han venido trabajando en el instituto.

Lo otro que se ha cuestionado es el rol de los “orientadores de capacitación”, que son los docentes que dan los cursos, actividad por la cual cobran. Debemos aclarar que para llegar a ser seleccionado como “orientador de capacitación” pueden presentarse a los llamados correspondientes los funcionarios docentes y no docentes que así lo deseen, y de acuerdo a sus méritos son seleccionados por un Tribunal. Esta política de contratar orientadores ha sido muy efectiva, porque se seleccionan funcionarios que tienen la experticia suficiente para dictar cursos muy específicos, apropiados a lo que se necesita para el trabajo cotidiano. Se contrata orientadores porque en la Universidad no existen cátedras o reparticiones académicas que puedan hacerse cargo de dictar esos cursos específicos, de acuerdo a las necesidades específicas que los trabajadores requieren. Tanto el sistema de llamado como de pago de los orientadores de capacitación fue aprobado por el CDC y ha funcionado de buena forma.

Lamentablemente la delegación del Orden Docente en la Comisión Directiva del Instituto de Capacitación ha cuestionado el papel de los orientadores de capacitación, lo cual ha generado un retraso en los llamados y en el dictado de los cursos para este año 2016. A nivel central, en el Consejo Directivo Central, el Plan de trabajo del Instituto de Capacitación fue postergado a pedido de la delegación del Orden Docente.

Finalmente, en la última sesión de la Comisión Directiva del Instituto de Capacitación realizada el 31 de marzo de 2016, se resolvió implementar los cursos de capacitación que dictan los orientadores que todavía están vigentes de acuerdo a sus llamados. También, de acuerdo a las Directivas del Pro Rectorado de Gestión, se decidió hacer el llamado par los orientadores del área “administrativa y gestión universitaria”. Quedó postergada la discusión de lo que va a pasar con el sistema de los “orientadores de capacitación”, al cual se opone el Orden docente, ya que entiende que hay áreas académicas universitarias que pueden hacerse cargo de estos cursos, lo cual ya ha fracasado en el pasado.

Pero por lo menos mientras se debate el problema de fondo se habilitaron los siguientes cursos, que se implementarán durante este año 2016:

  • ÁREA DE SEGURIDAD Y SALUD LABORAL
  • ÁREA COMPETENCIAS COMUNICACIONALES
  • SISTEMAS HORIZONTALES DE GESTIÓN
  • ÁREA ADMINISTRACIÓN Y GESTIÓN UNIVERSITARIA (se hará un nuevo llamado a orientadores porque el cuadro actual está vencido)

Por ahora quedaron fuera de esta planificación los cursos del área “Informática”, porque el cuadro de orientadores ya está vencido, y los cursos del área de “Seguridad y Vigilancia”, porque el Pro Rector de Gestión planteó que primero debe aprobarse el nuevo Manual de Vigilancia que está a estudio.

Estas situaciones, y algunas otras, quedaron a estudio de la Directiva del Instituto.

Cabe aclarar que los cursos del PGU se seguirán haciendo como siempre.