¿Por qué estamos en conflicto por capacitación?

Prensa y Propaganda

Declaración de la Mesa Ejecutiva de AFFUR.

  • Los problemas reales de la capacitación no docente en la UDELAR.


 

El problema de la capacitación no docente en la UDELAR no es un tema nuevo, es un asunto que se viene discutiendo desde hace muchos años. La institución ha realizado varios diagnósticos sobre las necesidades de capacitación en la UDELAR, utilizando metodología técnica, por parte de la ex Unidad de Capacitación y el actual Instituto de Capacitación y Formación (ICF),

La necesidad de abordar la capacitación de los funcionarios no docentes se enfrenta al problema de la complejidad de una institución como la UDELAR, tanto en sus aspectos cualitativos (posee una plantilla de funcionarios de todos los escalafones: técnicos, administrativos y de servicios), como en sus aspectos cuantitativos (posee más de 6 mil funcionarios en todo el país), su forma de gobierno cogobernado, su descentralización administrativa, etc. También existe el permanente problema económico: recursos limitados para necesidades casi infinitas.

Un resumen de los desafíos de la capacitación de los funcionarios podría simplificarse a dos grandes aspectos: 1) lo imprescindible de vincular la capacitación con la gestión o la mejora de la gestión y; 2) la necesidad de vincular la capacitación con la carrera funcionarial (por ejemplo que se vincule con la política de ascensos y reconocimientos).

Lo primero ha sido reiteradamente reclamado por las autoridades de los servicios universitarios, y lo segundo ha sido reiteradamente reivindicado por los trabajadores y sus sindicatos (AFFUR y UTHC), pero ambos aspectos se complementan mutuamente.

 

  • La construcción colectiva de algunas respuestas:

Los sindicatos de AFFUR y UTHC hemos ido construyendo acuerdos con las autoridades universitarias para, a pesar de las dificultades presupuestales a la orden del día, poder avanzar en una política de capacitación que atienda a la mejora de la gestión y a la vinculación de la capacitación con la carrera funcionarial.

Pongamos algunos ejemplos de esta elaboración conjunta de los sindicatos con las autoridades universitarias:

  • En febrero de 2012 se elabora el Documento “Construcción de Trayectorias de Capacitación y Formación para los funcionarios de la UDELAR”. Dicho documento es una síntesis, en base a las necesidades de la gestión universitaria, de las instancias básicas de capacitación y formación necesarias para todos los escalafones y grados de los funcionarios no docentes de la UDELAR. En la elaboración de este documento participó la ex Unidad de Capacitación, la Dirección General de Personal de la UDELAR, el anterior Pro Rector de Gestión, y los sindicatos no docentes. Dicho documento es una guía base para orientar la capacitación en la Universidad. Pero para poder concretar esta guía, se necesitaba una estructura capaz de poder llevarla adelante.
  • El 11/02/2014 el CDC resuelve “Aprobar en general la Fundamentación de Creación y el Proyecto de Ordenanza del Instituto de Capacitación y Formación de la Universidad de la República”; y finalmente, luego de un proceso de discusión en el CDC, el 17 de junio de 2014 se termina de aprobar en particular la ordenanza del nuevo instituto.

 

La creación del Instituto de Capacitación y Formación (ICF) no es, obviamente, la solución mágica a todos los problemas de la capacitación no docente en la UDELAR. La creación del ICF es, ni más ni menos, que la creación de la estructura académico – administrativa que va a permitir comenzar a ejecutar los acuerdos previos alcanzados en materia de capacitación de los funcionarios.

Es imprescindible, por ejemplo, concretar el proyecto de Bedelía del ICF para poder avanzar en la operativa práctica que haga viable las mejoras acordadas. Reiteramos, para poder llegar a estos acuerdos, la institución y los sindicatos trabajaron durante muchos años, realizando diagnósticos sobre las necesidades de capacitación y discutiendo acerca de cuáles eran los caminos para avanzar en este tema.

Como sindicato nos negamos a aceptar una lógica en la cual cada administración rectoral pretende comenzar desde cero la discusión de estas temáticas.

 

  • La política en materia de capacitación asumida por el Pro Rector de Gestión Dr. Giachetto.

 

  1. a) Vaciamiento de los órganos de cogobierno.

                        A diferencia de su antecesor, el Pro Rector de Gestión Giachetto no asumió el rol de concurrir asiduamente a las reuniones de la Comisión Directiva del ICF. Pero más allá de este hecho puntual, que se soluciona con la designación de otro representante del Pro Rectorado de Gestión a la Comisión Directiva, el Pro Rector hizo cosas con las cuales discrepamos radicalmente:

En primer término no discutió su postura al respecto de la capacitación no docente en el órgano de cogobierno especialmente creado para este asunto, es decir en la Comisión Directiva del ICF. Más allá, o más acá, de que el Pro Rector no esté de acuerdo con la existencia del ICF, debió haber respetado las resoluciones del CDC y dar la discusión sobre sus propuestas de capacitación en el organismo creado por la UDELAR para discutir estos asuntos.

El Pro Rector ingresa una nota directamente al Consejo Directivo Central con su visión del camino que debe seguir la capacitación de los funcionarios no docentes. El CDC, el 07 de marzo de 2017, finalmente resuelve: “Encomendar al Pro Rector de Gestión Administrativa que abra un espacio de discusión sobre la propuesta realizada en su documento, que incluso pudiera abarcar las mesas de diálogo con las gremiales…”.

La mencionada resolución del CDC en realidad viene a corregir el error de procedimiento cometido por el Pro Rector, que al mejor estilo de un gerente de empresa privada, sin dialogar con los actores directamente involucrados (los trabajadores usuarios de la capacitación) y sin discutir el asunto en los órganos de cogobierno específicos creados para estos temas, presenta una propuesta con la cual genera un sismo en los funcionarios del ICF y en los sindicatos no docentes. Esta forma de actuar lleva a que AFFUR tenga que iniciar rápidamente un conflicto defensivo e implementar medidas de lucha urgentes, las cuales incluyeron la ocupación del edificio del ICF en señal de protesta ante tal exabrupto.

Lo irónico es que el Plan del ICF 2017 – 2019, el cual fue aprobado en forma parcial por el el CDC el 21 de marzo del 2017, fue suscrito, in totum, por el propio Pro Rector Giachetto quien suscribió la parte del Plan que finalmente aprobó el CDC, pero también la parte del Plan que no aprobó el CDC, debido a que el Rector estuvo en desacuerdo con una parte del mismo (por ejemplo la que incluía las funciones de investigación del ICF).

El Pro Rector Giachetto presenta al CDC, el 07 de marzo de 2017, dos documentos sustancialmente contradictorios entre sí: su propia propuesta al respecto de la capacitación no docente (en la cual cuestiona fuertemente la existencia del ICF), y el Plan de Capacitación aprobado por la Directiva del ICF (que reafirma todos los cometidos del ICF, incluyendo las funciones de investigación). Suscribe ambos documentos, aunque en lo esencial son contradictorios.

En AFFUR la propuesta del Pro Rector cayó como un balde de agua fría y generó un enorme malestar, porque desde que se comenzó con la discusión y el diseño del Plan de Capacitación del ICF, en el año 2015, pasando por todo el año 2016, en ningún momento el Pro Rector manifestó sus propuestas al respecto de la capacitación, ni dio lugar a que las mismas pudieran ser discutidas en el órgano de cogobierno creado a tales efectos, es decir la Comisión Directiva del ICF. El Pro Rector acompañó el proceso de elaboración del Plan de Capacitación del ICF sin manifestarse en contra. Y, para nosotros en forma sorpresiva, en el momento de presentar el Plan al CDC, se desdice de sí mismo haciendo un planteo totalmente contrapuesto al que se había acordado en la Comisión Directiva del ICF.

 

  1. b) La ruptura de los procesos de diálogo.

Más allá del vaciamiento de los órganos de cogobierno que realiza el Pro Rector Giachetto, la UDELAR, con esta forma de actuar, rompe una cultura largamente elaborada por la UDELAR en la discusión de los temas de capacitación no docente.

La política de la anterior administración, de construir propuestas desde el protagonismo de los funcionarios, se echa por tierra con las actitudes del Pro Rector, que ni siquiera se toma el trabajo de presentar sus propuestas a los representantes de los trabajadores, que recordemos, son los usuarios de la capacitación. Se necesita que AFFUR desencadene un conflicto y exista una resolución del CDC para que el Pro Rector acepte conversar con los trabajadores de estos temas.

 

  1. La destrucción de las políticas de capacitación

                        Si uno analiza cuáles han sido las propuestas concretas del Pro Rector de Gestión Giachetto para mejorar la capacitación, la respuesta es prácticamente ninguna. Desde que asumió su Pro Rectorado hasta ahora, casi no ha presentado, en el ICF, propuestas de mejora de la capacitación.

Podríamos llegar a entender que el Pro Rector no es experto en temas de capacitación. Pero tampoco ha trabajado en conjunto con la Dirección General de Personal, como lo hizo el Pro Rectorado de Gestión anterior, para elaborar propuestas de capacitación para impulsar desde el ICF.

Con respecto a los problemas reales de la capacitación (la vinculación con la gestión de la institución, y con la carrera funcionarial) el Pro Rector no ha presentado absolutamente nada, por lo menos que tengamos conocimiento los sindicatos.

De hecho, los números de la capacitación en su período de actuación se han reducido drásticamente, como lo señala la siguiente tabla estadística del ICF:

 

AÑO Total de Horas ejecutadas Funcionarios capacitados
2014 2453 3239
2015 1416 2444
2016 817 1474

 

Si uno analiza el documento de capacitación que presenta el Pro Rector Giachetto al CDC el 07 de marzo de 2017, el mismo es una propuesta de destrucción de lo que la UDELAR ha venido elaborando hasta el momento. Realiza cuestionamientos estructurales contra la calidad de “instituto” el ICF, pero no presenta ninguna fórmula concreta, bien fundamentada y explicada, que responda a la solución de los problemas específicos que presenta la capacitación no docente. Problemas que, como dijimos, ya han sido largamente diagnosticados y no los descubre, por cierto, el Pro Rector.

Las argumentaciones expresadas, hasta el momento, para eliminar el ICF, no son de recibo para nuestro sindicato porque:

  1. a) pretende degradar la calidad de “instituto” que el CDC le confirió a la estructura organizativa encargada de la capacitación no docente. Esto claramente tiene un hondo contenido ideológico de menoscabo profundo, aunque inconfeso (e inconfesable) por la tarea no docente, en una institución que vuelve a mostrar su perfil clasista y elitista de alguno de sus representantes; y
  2. b) pretende desmantelar al instituto para crear, un su lugar, una estructura administrativa simple, y con ello poder redireccionar buena parte del presupuesto que actualmente tiene asignado el ICF. En el fondo, y más allá de las declaraciones, lo que se avizora es que el presupuesto del ICF aparece como un botín al cual varios, aparentemente, lo están observando con ciertas pretensiones.

Ante toda esta situación planteada desde AFFUR reclamamos la elaboración de verdaderas políticas de capacitación para los funcionarios que garanticen la equidad en el acceso para todos los trabajadores independientemente del Escalafón y lugar de trabajo, incluyendo a los funcionarios del Interior, así como también la discusión también de líneas de estratégicas que relacionen la capacitación con la carrera funcional y los estímulos para que los funcionarios tengan la capacitación adecuada para cumplir sus funciones y mejorar realmente la gestión y sus condiciones de trabajo.

 

 

Resoluciones del Plenario Federal de AFFUR sobre capacitación del 16/05/17

 

Propuesta a la Negociación Bipartita sobre Capacitación:

1) Acordar que la UDELAR no innovará al respecto de la ordenanza del ICF sin antes acordar este asunto en la Negociación Colectiva, dando cumplimiento de la ley 18508

  1. Deben confirmarse inmediatamente los pasos hacia un plan de capacitación sobre salud y seguridad laboral de alcance a todos los funcionarios a nivel nacional. Como parte de cumplimiento del decreto 291/007.

3) Acordar que se abra una instancia de negociación colectiva para comenzar la discusión efectiva de la articulación entre la capacitación y la carrera funcionarial. Ello debería implicar la implementación de ofertas de capacitación y mecanismos normativos  que aseguren un mínimo de accesibilidad por escalafón y grados y una oferta de capacitación vinculada a las trayectorias de capacitación de los funcionarios

  1. Establecer procesos auditables de información a los funcionarios sobre las actividades de capacitación. Delimitar claramente los referentes institucionales a nivel servicio de q se cumpla este proceso en tiempo y forma.
  2. El ICF debe establecer procedimientos para poder acreditar la capacitación realizada cotidianamente entre los funcionarios pares. Como un paso provisorio cada capacitación a este nivel debe registrarse en el legajo del capacitador y capacitado.
  3. Lograr la renovación del convenio del PROCES y renegociar ampliar su accesibilidad.
  4. Avanzar en el proceso de creación del proyecto de Bedelía del ICF
  5. Capacitación en el Interior:

Temática de los cursos: basada en las necesidades relevadas en 2016 por el ICF, en coordinación en los espacios de negociación colectiva.

Contenidos académicos y formatos: de los cursos acreditados desde el ICF para asegurar homogeneidad de nivel de los cursos entre las diferentes localidades.

Modalidad: Apostar a utilizar los recursos docentes locales o regionales, para encargarse del dictado de los contenidos, cuando no se cuente con este recurso privilegiar formatos que maximicen la utilización de TICs, ej: VC, EVA, etc.

  1. Acordar que se llame al Director del ICF.
  2. Acordar que se implemente los cursos de inducción aprobados por el ICF.