“Juntos y en la calle es posible ganar la lucha presupuestal”

Prensa y Propaganda

La Asamblea General fue el inicio de movilizaciones por el 6%. La lucha presupuestal ya comenzó. El puntapié inicial fue la concurrida Asamblea General de AFFUR del pasado 15 de junio. Un total de 450 compañeros y compañeras de todo el país respondieron a esta convocatoria de participación directa. Además de la participación de los centros universitarios de Montevideo, se trasladaron hasta la capital, los y las trabajadoras afiliadas de las distintas regionales.La pelea por el presupuesto universitario; las partidas que aseguren alcanzar a la media canasta al final del quinquenio y la negociación colectiva, llevó a que la Asamblea tuviera la participación de universitari@s de Salto, Paysandú, Rocha, Maldonado, Melo, Tacuarembó y Rivera.


Unas horas antes del inicio de la Asamblea, el Gobierno Nacional dio el anuncio de la asignación de partidas incrementales para la Rendición de Cuentas. El propio ministro de Economía, Danilo Astori informó que a la Universidad de la República se le estaría asignando U$S 12 millones durante el año 2018. ¿Qué significaba este monto?, se preguntaban en la Asamblea. ¿Estamos cerca o lejos de lo que pide la Udelar? ¿Esta cifra permite asegurar que los funcionarios universitarios podrán alcanzar un salario de ingreso que represente a la media canasta básica?

El secretario general de AFFUR, Daniel Olivera rompió el hielo en la Asamblea dando un informe sobre Rendición de Cuentas. A los pocos minutos se develó la incógnita. Esos U$S 12 millones que anunció el gobierno daría a la Udelar, no daría prácticamente para nada. Olivera informó que esa partida en realidad representa el 7,5% de lo solicitado por la Udelar. Por lo tanto, afirmó, se estaba más lejos de conseguir el acuerdo mantenido con las autoridades universitarias de llegar a la media canasta para el salario de ingreso al año 2020.

Incluso, el integrante del Ejecutivo de AFFUR, Manuel Menéndez fue más gráfico al explicar el peso que tendría este incremento de los U$S 12 millones para la Udelar. “Si este proyecto del gobierno se aprueba tal fue redactado por el Poder Ejecutivo, para el año 2018, los salarios más bajos en la Universidad recibirían un aumento de $ 600 o $700”, indicó.

El secretario de Interior, Alcides Garbarini afirmó que el Gobierno Nacional, si tiene la voluntad política, puede asignar los recursos necesarios para ANEP y Udelar. Puso de ejemplo que el año pasado el Estado uruguayo pagó por concepto de intereses de la deuda externa un monto equivalente al presupuesto que tiene la ANEP. El anuncio dado por el propio gobierno de un incremento en la economía uruguaya del 4.3% para el primer trimestre del año es un argumento válido para reclamar los recursos que la educación requiere y lleve a la obtención del 6% del PBI para ANEP y Udelar.

Estas informaciones volcadas a la Asamblea, estuvieron precedidas a las declaraciones formuladas por el propio rector Roberto Markarian, quien aseguró que lo previsto para la Udelar, era totalmente insuficiente. Se generó entre los asambleístas un estado de agitación y una predisposición a movilizarse. Hubo intervenciones de asambleístas que provocaron intensos aplausos. Una joven trabajadora universitaria admitió que estuvo desencantada del accionar de los sindicatos en general. Afirmó que en los últimos tiempos fue cambiando su percepción. Aseguró que después de la marcha del 8 de Marzo de este año quedó demostrado que la unión de las personas es capaz de obtener logros, “sea cual sea el objetivo”, indicó. Hizo un llamado a la unidad de la Federación y dijo estar convencida que con la gente en la calle, todos juntos, es posible ganar esta lucha presupuestal.

Luego se sucedieron las intervenciones de los asambleístas con un denominador común: que lo propuesto por el gobierno es insuficiente y que hay que sumarse en la lucha al resto de los gremios de la educación para lograr el 6% del PBI para ANEP y Udelar. Algunos oradores manifestaron su optimismo en lograr conquistas, teniendo en cuenta que el año pasado, con la gente en la calle, se evitó que el Parlamento votara recortes presupuestales para la Universidad de la República.

El otro tema abordado en la Asamblea General fue la negociación colectiva. Los distintos oradores explicitaron la disposición a negociar. Nadie se expresó por lo contrario. Varios mencionaron que no se estaba dispuesto a negociar con interlocutores cuestionados por la Federación. Pocas horas después de esta multitudinaria Asamblea, realizada en la Facultad de Artes, los trabajadores universitarios se sumaron a las miles de personas que marcharon por 18 de Julio en defensa de la educación.

Marcelo Bustamante