UDELAR INAUGURA EN PARQUE BATLLE/ Los edificios no funcionan solos

Prensa y Propaganda

Este miércoles 5 de septiembre se inaugura en Parque Batlle el Edificio universitario destinando al área de Salud, donde está previsto que funcionen las Escuelas de Nutrición, Tecnología Médica, Parteras y Enfermería. Este nuevo local, así como el recientemente inaugurado en Rivera el 31 de agosto pasado, se inaugura sin contar con funcionarios Técnicos, Administrativos y Servicios para atender las tareas que allí se desarrollaran.

Es por lo ante dicho que en la mañana del miércoles 5, estamos realizando en el nuevo edificio un Plenario Federal de AFFUR para evaluar acciones a tomar frente a esta situación.

A partir de las 12 horas, y mientras dure la inauguración, estaremos interviniendo con telas y pancartas,  desarrollando acciones de prensa y propaganda en la zona denunciando tanto la responsabilidad de gobierno por no contemplar en su Rendición de Cuentas el presupuesto solicitado por la institución, como la gestión de las autoridades universitarias que no toma en cuenta la creación de nuevos puestos de trabajo para atender los nuevos edificios.


Esta situación no es nueva, durante las últimas administraciones la Universidad extendió su presencia  tanto en el Interior del país, como en Montevideo. Esto incluso pese al incumplimiento del Gobierno de llegar al 6% del PBI para  ANEP y Udelar y 1% para I+D.

ón pero no han tomado medidas concretas para atenderlo, por el contrario han decidido continuar expandiendo el metraje de la institución sin importarles que eso implica más responsabilidades y trabajo para un plantilla de funcionarios insuficiente.

Hemos acompañado este proceso señalando como no era complementado con la creación y provisión de cargos No-Docentes para atender esta expansión. Hoy llegamos a una situación crítica.

Pero los Edificios no funcionan solos, necesitan funcionarios para cuidarlos, abrirlos y cerrarlos, realizar el respaldo informático y logístico, administrar la tarea educativa que allí se desarrolla, mantenerlos y adaptarlos a las necesidades del proceso educativo siempre cambiante. La institución a optado conscientemente por el camino de las tercerizaciones para atender esta situación, a sabiendas que ello implica peores condiciones laborales para los trabajadores, salarios más bajos, costos más altos para la institución y un servicio de menor calidad.

En líneas generales las sucesivas autoridades universitarias han reconocido esta situación

La consecuencia de esta política es el incremento de  de los funcionarios y la precarización de los trabajadores dependientes de las empresas tercerizadas que atienden los edificios.


Los trabajadores No-Docentes de la Universidad decimos:

No acompañaremos la expansión edilicia de la institución a costilla de los trabajadores.

Rechazamos el drenaje de fondos de rubros salariales a la construcción de edificios sin funcionarios.

Terminemos con la precarización laboral en la Universidad, ninguna tercerización más.

¡Todos/as juntos/as decimos BASTA!