LOS FUNCIONARIOS QUEREMOS SABER/ Bloque IV: Sobre cumplimiento de le Ley de Negociación Colectiva con los trabajadores y vigencia y proyección de los acuerdos salariales.

Prensa y Propaganda

El lunes 24 y el martes 25 de setiembre AFFUR realizó en su local gremial una actividad denominada “Los funcionarios queremos saber” en la que entrevistamos a los candidatos a ocupar el rectorado durante los próximos cuatro años: el actual Rector de la Udelar, Prof. Roberto Markarian y el ex-Decano de la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración (FCEA), Prof. Rodrigo Arim.

Agradecemos a ambos candidatos que hayan aceptado la invitación de nuestro sindicato y que hayan participado en esta actividad. Nos interesa que conozcan la perspectiva de los no-docentes de la universidad, algunas de las valoraciones que hacemos sobre el último período y las inquietudes que tenemos hacia el futuro.

Iremos publicando las entrevistas en bloques de preguntas. A continuación detallamos las preguntas 7 y 8, resumiendo las respuestas desarrolladas por los candidatos. Podrán ver las intervenciones completas en el video.


7.

La Udelar ha lidiado a su interna con la tensión que genera la implementación de la Ley de Negociación Colectiva como vía de trabajar los conflictos laborales con los no-docentes. Ese ha sido un largo y zigzagueante proceso, con momentos de fuerte conflictividad y denuncias desde los trabajadores y de desconocimiento consciente  desde las autoridades. También se han logrado importantes acuerdos en diferentes momentos, como el Convenio de Fueros Sindicales o el Acuerdo Salarial. Hoy el discurso predominante desde la institución es definir la Negociación Colectiva como “espacio de consulta” y sin capacidad resolutiva. Ni siquiera se plasma por escrito el proceso de debate que allí sucede, dificultando la eficacia del espacio bipartito a nivel central, dislocando y limitando la relación, necesaria,  entre las Bipartitas Centrales y por Servicio.

¿Cuál cree usted que es el rol de la Negociación Colectiva en la vida actual de la Udelar y el devenir de sus conflictos?¿Qué acciones concretas piensa instrumentar para consolidar la Negociación Colectiva y dinamizarla tanto a nivel Central como de los Servicios?

Markarian – Que el discurso predominante es de consulta, no sabe. No es el discurso del rector. El Rector no considera que sea un espacio de consulta. No es necesario llegar a acuerdo, la ley está hecha para negociar. No conoce la predominancia de esa opinión. Dijo que la negociación colectiva es un gran instrumento para que quienes tienen la responsabilidad de conducir instituciones. La patronal de la universidad no mira a sus empleados como los mira la dirección de conaprole.

Hemos tenido dificultades en los servicios. Piensa que los cargos no-docentes de la udelar depende del CDC y el rector. Ese tema piensa que hay que discutirlo. La autoridad de los cargos no-docentes es la universidad. No cree que la negociación por servicios sea en aplicación de la ley, como sí corresponde la bipartita central.

Insiste una vez más que los ámbitos están establecidos hace años y hay que tratar de avanzar y tomar resoluciones sobre los temas que están planteados. La universidad es crítica, libertad de pensamiento, y no se pueden callar las voces que se expresan. Que hayan sectores que opinan esto o aquello no lo niega.

Hay que activar estos programas en el futuro inmediato, luego de la elección de rector.

Arim – Hace tiempo que no integra los equipos de negociación colectiva de la udelar y no tiene clara la dinámica de los últimos tres años. Es el espacio para negociar conflictos por antonomasia. Lo normal es que cuando haya una denuncia de condiciones no adecuadas se transiten los mecanismos formales.

La negociación colectiva cumple un papel complementario en la toma de decisiones. No es un ámbito resolutivo. Es un ámbito donde se puede llegar a acuerdos, lo que no le quita ningún valor. No puede naturalizarse que la manera de gestionar sea el ámbito de negociación colectiva.

 

8.

Los trabajadores de la universidad luego de intensas luchas en las Rendiciones de Cuentas y de negociaciones con la Udelar, llegando al final del periodo 2015 – 2019 no hemos logrado concretar los objetivos acordados en el Convenio Salarial

¿Tienen prevista una política salarial para los trabajadores no-docentes?

¿Piensa reiterar los objetivos y la forma en como se plasmó en el pedido presupuestal Udelar el convenio salarial 2015-2019 o tiene otras propuestas divergentes o complementarias?

 

Markarian – Cree que debemos mantenernos en los planteos que hemos realizado hasta ahora, en la defensa del 6 más 1. Está más lejos la investigación que la investigación, a la que hay que multiplicarla por tres. El país va a pagar esta deuda a largo plazo.

No se anima a decir si hay que mantenerse en el porcentaje o un planteo distinto. Las soluciones que se han tomado en el orden no-docente han pasado por anclar las decisiones en la mejora de los salarios más bajos. Hay quienes dicen que la reivindicación de AFFUR  significa que la udelar solicite una cantidad muy alta de presupuesto. Hubo actores que solicitaron expresamente que la udelar proponga una solicitud presupuestal menos que la que se ha realizado.

Si se tiene que planificar un nuevo salto de la universidad en el interior, o una política importante de creación de cargos. Cómo relacionar el incremento salarial con el incremento de cargos es una cosa que hay que pensar. La universidad va a empezar a caer si seguimos en esta situación.

Hay que ver si hay que pensar el 6 más uno o el 8 más tres son cosas que hay que pensar.

Arim – Complementarias sí, divergentes no. En sí mismos, los objetivos salariales planteados son razonables y es necesario tender a cumplir con esos objetivos. Hay cosas que se deben agregar, hay problemas para completar la grilla de funcionarios que forma parte de la masa salarial.