Los Funcionarios queremos saber.

Prensa y Propaganda

Los Funcionarios queremos saber

 

Actividad con los rectorables Roberto Markarian (lunes 24/9, 10 hrs.) y Rodrigo Arim (martes 25/9, 9hrs.).

Presentamos públicamente las valoraciones y preguntas que les acercamos a los  candidatos a rectores Roberto Markarian y Rodrigo Arim. Las respuestas a estas inquietudes serán presentadas por ambos candidatos en las actividades que organiza AFFUR en su Local Sindical (Canelones 2033, esq. Pablo de Maria).
Invitamos a participar a los colectivos universitarios de docentes, estudiantes y trabajadores no-docentes, así como a todo compañero/a interesado en el tema.
La dinámica propuesta para la actividad, es que cada candidato tenga algo más de 5 minutos para contestar cada pregunta, las cuales serán presentadas por compañeros/as del Sindicato.
Intentamos con esta actividad presentar a ambos candidatos de la forma más concreta posible, algunas (no todas) de las preocupaciones que nuestro Sindicato tiene, sobre la situación de la Universidad Pública y su futuro. Así como, parte de los objetivos de los no-docentes que deseamos trabajar en el próximo periodo, para convertirlos en realidad.
Este material surge de los debates y el accionar cotidiano de nuestra Federación en defensa de los trabajadores de la Udelar y sus derechos, así como del compromiso militante con la Educación Pública gratuita, autónoma, cogobernada y al servicio de los intereses populares.

 

 

  1. La Universidad desde el 2013 tiene un protocolo para tratar situaciones de Acoso y una Comisión Central para aplicarlo y estudiar los casos. En reiteradas oportunidades las autoridades intentaron modificar ese protocolo contra la posición sindical. A su vez diversos servicios implementaron sus propios espacios independientes, para trabajar el tema incluso desde la valoración negativa del espacio Central.

Nuestro sindicato ha reclamado varias veces tanto en el ámbito de la negociación colectiva como en la propia Comisión Central  de Acoso, la necesidad de que se destinen recursos humanos y económicos para el funcionamiento adecuado de esta comisión. Sin un presupuesto y un equipo técnico que pueda dedicar el tiempo necesario al análisis de los casos, termina teniendo un efecto embudo, donde es casi imposible responder adecuadamente ante la acumulación de diversas situaciones que se presentan.

El equipo técnico destinado a trabajar específicamente en este tema hace tiempo no se constituye, se dieron extensiones horarias para profesionales que ya trabajaban en la DUS pero eran insuficientes, tanto la cantidad de profesionales como la cantidad de horas destinadas a esa tarea. Recientemente se hizo un llamado para su conformación  con 3 o 4 técnicos y un coordinador y se está a la espera de su instalación.

En este contexto:  ¿Cuáles son las acciones concretas que piensa impulsar para llevar adelante una política institucional de forma sostenida que permita prevenir y combatir el acoso laboral en la Udelar?

  1. En la Universidad la mayoría del demos son mujeres, tanto las estudiantes, docentes como funcionarias. Hoy la Institución cuenta con una Comisión Abierta de Equidad y Género y varios Servicios con espacios específicos. En general se han dedicado a señalar y conceptualizar situaciones discriminatorias hacia las mujeres. Pese a que esta comisión ha generado estudios, actividades y propuestas, esto no ha producido cambios decisivos en la institución que frenen el acoso hacia las mujeres dentro de la Universidad, se implanten políticas concretas que garanticen el acceso a la educación de las mujeres, en especial las madres.  En la Udelar ni siquiera se cumple en todos los Servicios, la disposición de contar con salas de lactancia en condiciones.

Se llegó incluso a negar el hecho simbólico de cerrar la Udelar para volcarse masivamente a la movilización del 8M, Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

En este contexto ¿Qué políticas y medidas piensa impulsar desde rectorado para garantizar el derecho de las mujeres a la educación, así como, un espacio físico y ambiente laboral adecuado para las mujeres trabajadoras de la institución?

  1. En el año 2014 se concretó la Ordenanza del Instituto de Capacitación, éste funcionó durante estos años, impulsando programas de capacitación que entendemos fueron insuficientes y mal gestionados. A la vez se desarrolló la TGU, un gran paso que hoy se desfiguró, pasando de una carrera de profesionalización a una rama más de la carrera de Administración. A esto se suma que en el último periodo se tuvo un accionar contradictorio sobre el PROCES, estando a punto de cerrarse. Recientemente además, se modificó la Ordenanza del ICF quitando capacidad de proyección y gestión, además de faltarle recursos en general para una politica de generalización de la formación y capacitación.

Todos esto se suma a la falta de capacitación y formación: para las diversas tareas que desempeñamos los funcionarios, en salud y seguridad laboral y en formación de los niveles de conducción.

¿Qué opinión le merecen estos hechos y cuáles son sus propuestas para las áreas de capacitación: ICF, ProCES, TGU?

  1. Hoy en los Servicios hay grandes carencias en cuanto a infraestructura para garantizar buenas condiciones laborales, especialmente hay situaciones críticas en cuanto a seguridad laboral, que han sido constatadas por nuestros técnicos prevencionistas y corroboradas por la institución.

Algunos de los casos de este año fueron: la debilidad de la estructura entrepiso, falta de ventilación y salidas de emergencia en Comedor 1; las pésimas condiciones de trabajo en el área de mantenimiento de CCEE, entre tantos.

Más allá de estos casos, la regla en los locales universitarios es hacinamiento y falta de medidas de emergencia ante siniestros.

Los limitados fondos que se destinan para atender este tipo de situaciones en las COSSET, son concursables y no están específicamente dirigidos a esta área.

En un contexto donde la seguridad y salubridad no ha sido prioridad, ¿Qué políticas y acciones piensa promover para que las normas de seguridad y salubridad sean de aplicación estricta y garantizada en toda la Udelar?

  1. En los últimos años el servicio de alimentación a estudiantes becarios, prestado por cantinas privadas fue aumentando. No solo se firmaron convenios con las denominadas cantinas “alejadas” en las Facultades de Agronomía y Ciencias, sino que, empresas privadas están prestando servicios de almuerzo y cena en áreas centrales de Montevideo, como son los convenios con las cantinas de las Facultades de Ciencias Económicas, Humanidades y Ciencias de la Educación, y próximamente en Facultad de Ingeniería.

Teniendo en cuenta este avance de las cantinas descentralizadas y que la institución sistemáticamente hace referencia a los Comedores como un gasto y no como un beneficio social, ¿Qué acciones piensa impulsar para garantizar el derecho a la alimentación de los estudiantes más vulnerables en Montevideo e Interior del país? ¿Es posible que este servicio pudiera prestarse también a los trabajadores de la Udelar, tal como hace unos años se brindaba a los funcionarios de Oficinas Centrales y el predio médico de Parque Batlle? ¿Qué propuestas implementarían para que los comedores dejen de ser un “comedero” y pasen a ser un espacio de socialización y fomento de la cultura?

  1. En junio de este año se realizó la CRES 2018 en Córdoba, Argentina. A esta instancia asistieron las autoridades, los órdenes y sindicatos de la Udelar. El contexto donde se realizó esta Conferencia fue de avance de las políticas gubernamentales de recorte presupuestal, como principal medida de ataque a las Universidades Públicas. Ésto, se ha dado con diferente nivel en toda América Latina, con excepción de Cuba, Bolivia y Venezuela.

La conciencia de este momento de avance de políticas opuestas a los principios latinoamericanistas de educación terciaria, desde fuera y por dentro de las Universidades, generó un rechazo, al menos declarativo. La CRES definió a la Educación Terciaria Pública como un DDHH fundamental y un deber de los Estados.

¿Cómo piensa avanzar en transformaciones en el sentido definido por la CRES en su rectorado?

Además, vemos que hoy significa un riesgo para la Udelar la propuesta de modificar la Ley Orgánica, en un contexto político en que el parlamento no parece tener una correlación de fuerzas,  que mire con simpatía la autonomía universitaria.

¿Qué acciones piensa promover para conseguir mejoras presupuestales y garantías para la autonomía, cogobierno y gratuidad en la Udelar?

  1. La Udelar ha lidiado a su interna con la tensión que genera la implementación de la Ley de Negociación Colectiva como vía de trabajar los conflictos laborales con los no-docentes. Ese ha sido un largo y zigzagueante proceso, con momentos de fuerte conflictividad y denuncias desde los trabajadores y de desconocimiento consciente  desde las autoridades. También se han logrado importantes acuerdos en diferentes momentos, como el Convenio de Fueros Sindicales o el Acuerdo Salarial. Hoy el discurso predominante desde la institución es definir la Negociación Colectiva como “espacio de consulta” y sin capacidad resolutiva. Ni siquiera se plasma por escrito el proceso de debate que allí sucede, dificultando la eficacia del espacio bipartito a nivel central, dislocando y limitando la relación, necesaria,  entre las Bipartitas Centrales y por Servicio.

¿Cuál cree usted que es el rol de la Negociación Colectiva en la vida actual de la Udelar y el devenir de sus conflictos?¿Qué acciones concretas piensa instrumentar para consolidar la Negociación Colectiva y dinamizarla tanto a nivel Central como de los Servicios?

  1. Los trabajadores de la universidad luego de intensas luchas en las Rendiciones de Cuentas y de negociaciones con la Udelar, llegando al final del periodo 2015 – 2019 no hemos logrado concretar los objetivos acordados en el Convenio Salarial

¿Tienen prevista una política salarial para los trabajadores no-docentes?

¿Piensa reiterar los objetivos y la forma en como se plasmó en el pedido presupuestal Udelar el convenio salarial 2015-2019 o tiene otras propuestas divergentes o complementarias?

  1.  La Universidad a través de las dedicaciones compensadas y las compensaciones extrapresupuestales, mantiene una política de diferenciación salarial cuestionada por el sindicato desde hace décadas, por las inequidades que genera entre los trabajadores.

¿Es posible que este tema forme parte de la agenda de trabajo en el próximo período?

  1. La Universidad ha crecido mucho durante los últimos años, tanto en su matrícula de ingreso, como  en su despliegue geográfico, extensión edilicia, oferta de carreras y complejidad institucional. Sin embargo ese crecimiento no fue acompañado de un crecimiento acorde en el aparato técnico, administrativo y de servicios.

¿La Universidad seguirá creciendo ignorando la necesidad de crear nuevos cargos de ingreso?

¿Piensa desarrollar políticas para revertir las tercerizaciones?

  1. En los últimos años los trabajadores venimos denunciando situaciones de persecución sindical tanto a nivel de los servicios como a nivel central, sin que la institución  estudie el tema, haga una real autocrítica al respecto e implemente políticas de atención y prevención de estas situaciones. Generando en algunos casos que el accionar de quienes sistemáticamente son denunciados por hostigamiento y persecución, no sea investigado, transformando la situación en Persecución Sindical a nivel institucional.  

¿Que considera que puede hacer la Udelar en los casos existentes y en prevención de estas situaciones en las distintas facultades?

 

 

 

 

AFFUR es la Herramienta Sumate!