Rechazo a PPP: “Un CDC a la altura de las circunstancias”

Prensa y Propaganda

El Consejo Directivo Central (CDC) de la Universidad de la República (Udelar) aprobó en la noche del martes 11, “suspender” los trámites del proceso tendientes a la incorporación del Hospital de Clínicas al régimen de Participación Pública Privada. La resolución fue aprobada por 16 votos en 20. El CDC encomendó al Comité por el Clínicas la elaboración de una propuesta que argumente la posición institucional sobre la propuesta del Gobierno Nacional de refuncionalización del hospital universitario. La misma deberá presentada en el CDC el próximo 8 de agosto.


El año pasado, la lucha conjunta en la calle de los gremios de la educación, y particularmente la pelea llevada a cabo por AFFUR, impidió el recorte presupuestal que el Gobierno pretendía aplicar a la Universidad de la República. Ahora se concreta un nuevo logro. Las banderas en defensa de nuestro hospital universitario fueron alzadas. El diagnóstico fue claro. Una mayoría de gremios universitarios, y algunos claustros de facultad fijaron rápidamente posición contraria al mecanismo de PPP. El Poder Ejecutivo intentó cercenar las posibilidades para encontar una opción alternativa a la propuesta “privatizadora” para refuncionalizar al Clínicas. Se manejó como hipótesis la pretensión del Gobierno Nacional de “acorralar” y “axfisiar” a la Udelar para que no tuviera más opción que recurrir a las PPP. Sin embargo, los universitarios que integraron el movimiento Todos por el Clínicas denunciaron la inconveniencia de ir por este camino. El fundamento esgrimido para el rechazo es que este mecanismo privado resultará más costoso: las obras demandarán más tiempo y puede comprometer el desarrollo de la Universidad, por el imperativo de pagar el costo de las obras y el manteniento del edificio.

Pero los empecinados hechos demostraron que las PPP no son el camino conveniente. El propio ministro de Transporte, Víctor Rossi se quejó que luego de cinco años de iniciado el proceso de participación pública y privada no se movió si siquiera una carretilla para hacer las obras viales. Pasó un lustro para que se aprobara la primera PPP vial y otros dos años para la concreción de los trabajos.

La resolución del CDC de martes 11 fue concluyente: “A fin de avanzar coherente y consensuadamente en la institución, el camino más adecuado en este momento parece ser el de la suspensión de los trámites de aplicación de la modalidad de participación público-privada en el marco de la ley 18.786”.

Pero la Universidad no solo se queda con un tajante rechazo, sino que en su resolución explicita la intención de buscar “alternativas de financiamiento para llevar a cabo la totalidad del proyecto de refuncionalización.”

Esta posición adoptada por la Udelar fue festejada por los colectivos universitarios. Los consejeros sesionaron el martes 11 en una sala Maggiolo colmada. Decenas de personas se apersonaron con carteles con mensajes aludiendo a los planteos formulados por la Universidad para financiar las obras, como la exoneración de los aportes patronales o la introducción de una partida anual de U$S 11 millones en el proyecto de Rendición de Cuentas para comenzar el proceso de refuncionalización.

Isabel Figari, dirigente de la Unión de Trabajadores del Hospital de Clínicas, se expresó por las redes sociales, a pocos minutos de votarse la resolución del CDC: “Hoy triunfó la perseverancia y la lucha.”

El Movimiento Todos por el Clínicas dio a conocer un comunicado de prensa en el que expresa: “Queremos destacar la movilización llevada adelante en el último año y medio por parte de todos los colectivos que se han comprometido con la defensa del Hospital Universitario.

La lucha llevada adelante es una de las causas principales que hacen que hoy el intento privatizador que buscó imponer la Participación Público Privada en la Universidad esté en retirada.

La Universidad hoy se pone a la altura de las circunstancias, cumple con su deber político y le cierra la puerta a las PPP, se impone la voluntad de los universitarios comprometidos con la defensa de la salud y la educación públicas.”

La FEUU también se expresó sobre la resolución del CDC: “La lucha de los estudiantes y los trabajadores paga, defendimos el Clínicas, su autonomía y su carácter público”.

El consejero por el orden de los egresados, Federico Kreimerman afirmó que las PPP para el Clínicas “ya es un cadáver político”.

Por su parte Federico Kreimerman, consejero por el orden de egresados, dijo durante la sesión del Consejo Directivo Central que la PPP ya era un “cadáver político” para la Universidad, y posteriormente en diálogo con Centenario destacó la lucha organizada y la coherencia que se desarrolló para lograr este triunfo.

El decano de la Facultad de Humanidades, Álvaro Rico expresó en el CDC la posición de su centro señalando como aspecto negativo para no incursionar en las PPP “el alto endeudamiento que durante esos años deberá asumir la Udelar con la inseguridad de poder contar con las partidas incrementales presupuestales anuales consolidadas para amortizar la deuda”.

El decano de Medicina, Fernando Tomassina aclaró que el rechazo “no es un no por capricho, es un no sostenido en el análisis y en el estudio”.

A continuación transcribimos la declaración  de Todos por el Clínicas, contra las PPP :

 

AL HOSPITAL DEL PUEBLO LO DEFENDIÓ Y DEFENDERÁ EL PUEBLO

 

                                                                                                                Montevideo, 11 de julio de 2017

Desde el Movimiento Todos por el Clínicas queremos destacar la movilización llevada adelante en el último año y medio por parte de todos los colectivos que se han comprometido con la defensa del Hospital Universitario.

La lucha llevada adelante es una de las causas principales que hacen que hoy el intento privatizador que buscó imponer la Participación Público Privada en la Universidad esté en retirada.

La Universidad hoy se pone a la altura de las circunstancias, cumple con su deber político y le cierra la puerta a las PPP, se impone la voluntad de los universitarios comprometidos con la defensa de la salud y la educación públicas.

El Hospital de Clínicas tiene desde sus orígenes una concepción profundamente transformadora del modelo asistencial, docente y administrativo. Es también un pilar fundamental para la salud del país, atendiendo más de 150.000 pacientes por año, y formando los recursos humanos que el sistema necesita..

La Universidad cuenta hoy con un proyecto de remodelación y mejora de la planta física del Hospital, con una obra estimada para al menos 6 años de construcción que tiene un costo total que ronda los 120 millones de dólares.

Durante el 2015 la Universidad solicitó dentro de su pedido presupuestal, montos para dar inicio a la refuncionalización del Hospital Universitario, pero esto fue negado por parte del gobierno, lo que se ha traducido en un impedimento de las mejoras necesarias en la atención a la salud, en las condiciones de estudio y de trabajo para quienes son día a día el sustento de nuestro Hospital.

El Gobierno propuso como único mecanismo de financiamiento la Participación Público Privada, en una muestra más de su empeño privatizar servicios públicos. Esta alternativa además de implicar un gasto total de dinero público mayor que el capital original de la inversión y sus intereses, requiere transferir activos y servicios al inversor privado. Los altos costos del modelo PPP implican también un serio riesgo para el presupuesto universitario durante al menos 25 años, un presupuesto que incluso al día de hoy es incumplido por parte del propio gobierno.

La posición intransigente del Ministerio de Economía es lo que hace peligrar la situación del Hospital.

El presupuesto nacional financia gastos por 13 mil millones de dólares anuales y la deuda neta del país es de cerca de 12.450 millones de dólares. Vemos que es posible invertir en la remodelación del Clínicas, ya que el dinero necesario para la remodelación del Hospital de Clínicas requiere una inversión del entorno de los 120 millones de dólares, distribuido en al menos 6 años, esto implicaría un gasto de unos 20 millones de dólares por año, lo que representa montos comparativamente pequeños en relación al gasto público y a la renuncia fiscal por exoneraciones impositivas que realiza el estado.

Resulta evidente que el problema del Hospital de Clínicas es una cuestión de prioridades y no de dinero.

Es importante también el reclamo de fondo, el Hospital de Clínicas debe recibir presupuesto acorde a la asistencia sanitaria que realiza y al imprescindible rol que tiene en la salud del país. El desconocimiento descarado de esta realidad y la ausencia de dinero acorde es la base del problema del Clínicas, tratándose de un política deliberada de hundir presupuestalmente al Hospital, llegando este a tener múltiples carencias y a no contar con los fondos suficientes para remodelarse para luego ofrecer como solución la vía de la asociación con capitales privados.

Hoy fruto de la lucha hemos dado un importante paso derrotando la PPP, nos queda ahora un camino por recorrer para conseguir en esta rendición de cuentas los recursos para poner al Hospital Universitario en condiciones de primer nivel, como la Universidad y el País necesitan.

Debemos mantener esta lucha para lograr este desafío, seguiremos reivindicando aquello que consideramos justo e importante para el país, trabajando en conjunto, organizadamente y construyendo confianza en que una transformación del Hospital es posible.

MOVIMIENTO TODOS POR EL CLÍNICAS CONTRA LA PPP

*Nota de  Marcelo Bustamante