Tercerización de las certificaciones: no es solución y es más caro

Alcides Garbarini

Alcides Garbarini

, Portada
El Plenario Federal de AFFUR (realizado el pasado 18 de mayo) denuncia públicamente que el sistema privatizado de las certificaciones médicas implementado por la UdelaR no solucionó ningún problema de fondo, no disminuyó la cantidad de certificaciones y la Universidad está pidiendo mayores recursos que los previstos para sostener el sistema privado.

Esta propuesta implica asignar los fondos de creación de nuevos cargos (que son muy escasos) a contratar nueve médicos que se incorporen a la DUS y se dediquen a la Certificación. Esta propuesta que armo nuestro el compañero Daniel Olivera (Sec. Gral.) es la respuesta a la confirmación de lo que hace un año denunciábamos contra la tercerización: las Certificaciones no fueron menos, iba a ser un servicio mas costoso (la UdelaR pidió una partida extra para este fin), y ademas no aporta a una politica de salud integral para docentes, funcionarios y estudiantes, la emergencia móvil se limita al tramite de “certificar”.

En apoyo a esta propuesta de la Federación, es que reeditamos algunos recortes de artículos que escribimos hace casi un año, cuando resistíamos la tercerización de Certificaciones Medicas y que se mantiene vigentes pues los argumentos de aquel momento de la Federación, se demostraron ciertos.

“ (…) Sobre la Mesa del CDGAP hay dos propuestas, la del rectorado de tercerizar el servicio contratando un prestador privado, y la presentada por una Comisión Cogobernada de potenciar los recursos actuales de la División Universitaria de la Salud (DUS). Estas dos propuestas reflejan dos visiones antagónicas de como solucionar las carencias de los servicios públicos. El sistema de Certificaciones Médicas de la Universidad quedo reducido a una mínima expresión como parte de una política de achique de los servicios sociales de la Universidad, la falta de personal, de salarios acordes (hoy un médico de la DUS cobra menos de la mitad que uno de Salud Pública), el hacinamiento y falta de infraestructura locativa, generan como resultado un diagnostico apocalíptico de la DUS y de las Certificaciones Médicas. Frente a ello rectorado encuentra la mágica solución de continuar por el mismo camino, seguir achicando y tercerizar las tareas, vieja receta neoliberal que el pueblo uruguayo supo enfrentar y rechazar.

Además la propuesta de tercerización trasluce un desinterés por las políticas sociales y de salud, ya que la tercerización a sido fundamentada como la forma mas “eficiente” de controlar a los funcionarios que “están de vivos”. O sea, lo que buscan es una vía que les permita fiscalizar todas las solicitudes de Certificaciones Médicas a domicilio, no les preocupa que esta visita sea un mero tramite administrativo, que el prestador privado solo se ocupe de constatar que estés en tu domicilio y poner un sellito.  Dejan de lado el verdadero objetivo de la Certificación Médica a domicilio, que es constatar in situ las condiciones de vida de un funcionario, certificar la dolencia y recabar información que al sumarse a la ficha médica y al seguimiento constante por parte de un equipo médico estable permita detectar problemas de salud y recomendar al funcionario y las autoridades medidas para solucionarlo. Con el proyecto del rectorado el área de Medicina Preventiva, que es el área que debe realizar las certificaciones, se convertirá en un departamento administrativo que trabaja para el prestador privado.

(…)

Ayer el CDGAP trato el tema de las Certificaciones Médicas. En el orden del día estaba la propuesta elevada desde la Comisión Cogobernada que elaboro una contrapropuesta a la privatización. Se plantearon  inquietudes y diferencias desde el orden Docente y alguna de las Áreas, estas fueron respondidas por el delegado del orden Egresados (participo de la comisión), por nuestros secretarios de Gestión y de Asuntos Universitarios. No repetiremos en este informe argumentos que hemos trabajado en AFFUR y en artículos anteriores, solamente detallamos que explicitamos que:

  • la propuesta de la Comisión Cogobernada era el resultado del ajuste de la propuesta original de las autoridades de la DUS y el SCBU, tomando en cuenta todas las inquietudes de las autoridades y los ordenes vertieron en anteriores sesiones del CDGAP que había sido presentada en tiempo y forma.
  • esta propuesta es el fruto de un acuerdo político de la Comisión Cogobernada que fue de costosa construcción y contemplaba a todos los actores involucrados, su implementación fue planteada de forma provisoria por cuatro meses para ser evaluada.
  • la instrumentación de la propuesta es menos costosa para la Universidad que la tercerización.
  • esta propuesta buscaba establecer en la Universidad una política de Certificaciones Médicas. como parte de una política de diagnostico y prevención en Salud, no como un tramite administrativo y fiscalizador como se plantea en la privatización.

(…) Quedo claro que desde el principio el único objetivo del rectorado era PRIVATIZAR, vieja receta neoliberal que el pueblo uruguayo supo enfrentar y rechazar, tantas veces, camino por el cual los trabajadores de la Universidad continuaremos para frenar esta politica de privatización y desmantelamiento de las políticas sociales de la Universidad (…)